De las vacas de El Carmelo a la camiseta rosa,  Carapaz héroe de Ecuador.

Familia humilde, la primera bicicleta sin neumáticos, los muchos apodos, admirador de Pantani, el cuidado del ganado doméstico: un viaje a las raíces de la “Locomotora de Carchi”.

De nuestro corresponsal Sebastiano Vernazza.

El nuevo jersey rosado es un corredor fronterizo, nacido y criado en Ecuador, en la frontera con Colombia, en un lugar llamado El Carmelo, que es una parroquia. Un lugar donde se vive de la agricultura, los campos y el ganado. Richard Carapaz tiene una historia y un apellido que a Paolo Conte le gustaría. Sería perfecto para “Bartali”, una de las canciones de ciclismo del autor de Asti: “Zazzarazáz … Carapaz”. Y sería bueno para “Diablo Rojo”: “De esta campaña otros abismos de luces”. El nuevo dueño del Giro tiene una familia campesina detrás de él. Podríamos llamarlo “campesino”, como en la América del Sur de habla hispana, se llaman a los trabajadores del campo. Su región de origen es el Carchi y por este motivo lo llaman “La Locomotora (locomotora) del Carchi”, aunque aquí y allá aparezca otro apodo, “El Águila del Sur”, pero el interesado niega: “No, Soy Richie y eso es todo “

LA MADRE CURADA: Carapaz cuenta su historia: “Nací en un pequeño pueblo a 20 minutos de Colombia y allí viví hasta que empecé a correr en Colombia”. Hablemos de una familia que trabaja en el campo. Padre Antonio, madre Ana Luisa y tres hijos, Richard y dos hermanas mayores. Una, Cristina, trabaja en la Prefectura de Carchi. El niño no se escapó de la familia agrícola: “Sucedió cuando yo era un adolescente”, explica. Mi madre contrajo cáncer y por un tiempo cuidé de las vacas. Las cuidé, las alimenté, las ordeñé”. Había tres vacas, la venta de leche era el principal ingreso familiar. Mamá, ¿cómo está ella hoy? “Gracias a Dios, ella está curada y todos estamos más tranquilos”.

Doña Ana relató la génesis de Richard el ciclista: “A los 8 años mi hijo tenía una bicicleta de montaña, pero no le gustó, dijo que era pesada. Prefería una bicicleta maltratada, sin neumáticos, y con ella disfrutaba saltando sobre los obstáculos”.

INSPIRACIÓN PANTANI: Richard nació y vivió a casi tres mil metros sobre el nivel del mar, es el jersey rosa “más alto” en la historia del Giro. Está acostumbrado a escalar montañas y no solo en bicicleta: en su perfil de Instagram hay fotos de picos “conquistados” a pie. Carchi es una tierra de ciclistas y Carapaz es uno de ellos, ganó la Vuelta de Guatemala en 2013 con un equipo ecuatoriano. Los colombianos lo notaron y se lo llevaron. Richie les pagó con un triunfo en la Vuelta de la Juventud de Colombia y luego llegaron los “depredadores” europeos, específicamente los españoles: primero el Lizarte de Pamplona y luego el Movistar, el club actual. El Giro tiene un sabor especial para él: “Gracias a los videos de Internet, me apasioné por Pantani. Miré su trayectoria a través de la computadora”. En 2014 sobrevivió a un accidente: mientras entrenaba en las carreteras de su casa, fue atropellado por un automóvil. Perdió el conocimiento, y tuvo que ser operado en una de sus piernas. Pero salió.

EL TWEET DEL PRESIDENTE: Lenin Moreno es el presidente de Ecuador desde mayo de 2017. Tiene un nombre fuerte, Lenin, que recuerda el ideólogo de la revolución rusa y encabeza un partido de izquierda llamado “Alianza País”. Celebró a Carapaz con un tweet: “Ganó el escenario y se convirtió en el líder absoluto del Giro de Italia. Gracias a Richard por darnos alegría y orgullo. El país lo está celebrando y le daremos el reconocimiento que merece”. Honores que vienen pronto. La comunidad de ecuatorianos en Italia es muy poblada: en 2016 había 83,120 residentes oficiales. Profesiones humildes, resuelven problemas: cuidadores, trabajadores domésticos, camioneros, obreros de la construcción. Se concentran en el viejo triángulo industrial, entre Milán, Turín y Génova. A lo largo de los caminos de las últimas etapas notamos varias banderas de Ecuador con tres colores horizontales, amarillo, azul y rojo, con el cóndor en el escudo de armas: “Es hermoso, estoy feliz, me emociono cuando los veo. Estoy corriendo por Ecuador”. Señala: “Me convertí en un verdadero corredor en Colombia, las radios y los televisores colombianos me consideran uno de ellos, pero tengo el orgullo de ser ecuatoriano”. El sentido de pertenencia de los sudamericanos a sus propios países, algo imposible de erradicar o transformar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s