Alexander Cepeda talento que brilla en el ciclismo

TALENTO

Alexander Cepeda corrió el año anterior su primera vuelta al Ecuador (Foto archivo)

(Redacción Tulcán).- Las últimas semanas se reconoció el trabajo de los ciclistas del Carchi y Sucumbíos, en diferentes partes del mundo, entre ellos uno de los  más jóvenes, Alexander Cepeda. Su familia al igual que la de su primo Jefferson con el que comparte el primer nombre, el apellido y su amor por el ciclismo están radicados en El Playón de San Francisco – Sucumbíos. Prefiere que le llamen Alexander por esa razón.

Este ciclista de 21 años corre por el equipo colombiano Avinal GX, hasta los primeros días de este mes  estuvo en Colombia y a su regreso en El Playón de San Francisco nos contó un poco de sus planes.

Alexander, es uno de los tres hijos de Manuel Cepeda y Martha Ortiz, a todos los ciclistas de esta zona del país su amor por los caballito de acero, empezó  con la llegada de Juan Carlos Rosero “El Cóndor”.

Hay algo que caracteriza a los deportistas de El Playón y La Playa y es precisamente cumplir los sueños no importa lo difícil que sea, y entrenó mientras alternaba el deporte con los estudios hace tiempo terminó sus estudios de bachillerato.

Con Juan Carlos Rosero  quién visitaba los colegios invitando a los niños y adolescentes a prepararse en ciclismo como lo hizo él, nació ese “romance” de estos escarabajos con la bicicleta.

En las primeras horas de la tarde los niños y adolescentes empiezan los entrenamientos en El Playón, Alexander se tomó un respiro después de proclamarse ganador de la Vuelta Antioquia  para hablar sobre sus planes.  Estudiar y entrenar se volvió una constante en su vida y los logros obtenidos a nivel nacional e internacional dan muestra de eso, el apoyo constante de sus padres lo motiva a diario y es a ellos a quienes más extraña cuando está lejos de casa, repite las frases de la mayoría de ciclistas de esta parte del país y es que sí se quiere cumplir los sueños hay que ir a buscarlos.

Hay expectativa porque se conoce que un equipo europeo lo quiere entre sus filas, aunque es joven explicó que no hablará sin tener nada en concreto, pero está consciente de los requerimientos que se necesitan para ir a otro equipo y se prepara de manera constante.

Su vínculo con los equipos colombianos llegó de la mano de Paulo Caicedo, su entrenador en Coraje Carchense, cuando  Edgar Gutiérrez conocido en el mundo del ciclismo como “Pollo” arribó a la provincia como masajista de la escuadra carchense y miró sus condiciones y le dijo que tenía mucho talento y que la mejor vitrina para mostrarse era Colombia y así dio el gran salto al Avinal GX.

Para este escarabajo otra alternativa de no ser un ciclista profesional era estudiar para ser un fisioterapeuta.

La mayoría de los ciclistas miran a Richard Carapaz como un referente, no solo de la manera profesional sino también como compañero de entrenamientos y un amigo que les abrió las puertas para el ciclismo internacional.

Todos se emocionan al hablar de la hazaña de Richard en el Giro, y quieren seguir sus pasos, en este año los entrenamientos con su primo Jefferson no son constantes como antes, los dos disfrutan de la compañía del otro, pero los viajes y competencias en el exterior dificulta que ellos entrenen juntos “cuando yo salgo de viaje, él regresa y así” agregó “El Chalequito” mote con el que también se lo conoce, sonríe al explicar que ese apodo de dicen a su papá y él lo heredó.

La tecnología ayuda cuando está lejos de casa a mantenerse al tanto de lo que sucede en casa y comunicarse con sus padres, las herramientas tecnológicas los acercan y ayudan a sobrellevar lo difícil de estar lejos del hogar. Al igual que Richie también tiene dos hermanas Karen y Margarita.

Los equipos en los que corren sus amigos y compatriotas les llaman la atención y quisiera ser parte de ellos, para ellos la barrera del idioma no sería un obstáculo y se prepara para estudiar otro idioma, el inglés es indispensable acotó.

Al referirse a su primo sonríe también al decir que espera que no los confundan tanto porque a Jefferson lo confunden con Alexander y viceversa.

Sabe que del ciclismo si se puede vivir, conoce lo difícil de la carrera y hay que aprovechar las oportunidades, manifestó que los entrenamientos dependen de  las competencias o eventos a participar pero por lo general son de cuatro a cinco horas diarias.

Por el momento está tomando un “descanso” las competencias a la vista serán en agosto, sus entrenamientos los realiza por las carreteras de Carchi y Sucumbíos, como desde hace ocho años cuando empezó en el deporte de las “bielas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s