Los monos en la arqueología Pasto

Mono en una ocarina

Para hacerse una idea de la importancia de los monos en la cultura de los Pastos, tenemos este relato que viene de la región Nariñense de Aponte:

“El sacerdote español P. Bazares exploraba la zona en búsqueda de plantas medicinales, cuando tratando de entablar confianza con una familia de esta apartada región, les habló detenidamente del paraíso y sus encantos, pero observó que ninguna impresión hacía el recuento de sus delicias en sus oyentes. El jefe de familia lo sacó de su sorpresa: ¿Había o no monos en el cielo?” (Citado por Edgar Emilio Rodríguez).

En la cerámica arqueológica de Carchi y Nariño existen representaciones estilizadas de varios tipos de monos: El mono de la noche o tuta mono; el mono araña de extremidades grandes y cola prensil extremadamente larga y apariencia abombada de la frente; el mono aullador del que se han encontrado restos en un yacimiento en Piartal.

Los monos están en colgantes de oro, en petroglifos (grabados en rocas), profusamente en la cerámica Tuza en Carchi, en pectorales orfebres en Capulí. El mono parece en el 86% de representaciones en materiales culturales.

Al excavar las casas Pastos al borde del río Chilmá, en la comunidad de Chilmá Bajo, antes conocida como “Machines” que significa mono en la parroquia de Maldonado, se ha constatado que los Pastos enterraban a sus difuntos en profundas cámaras subterráneas en donde depositaban a los muertos con vajillas decoradas con monos y astros (como el sol Pasto).

Los motivos de dos y cuatro monos en la vajilla Pasto, tanto de contextos domésticos como funerarios, están definitivamente asociados a la muerte, los ancestros y el paisaje estelar.

La arqueóloga ecuatoriana Josefina Vásquez se pregunta:

“¿A dónde iban los Pastos al morir? Seguramente se iban al cielo que, en vez del paraíso edénico, habría sido a lo mejor, un paraíso nocturno y oscuro donde el alma podría al fin contemplar a sus venerados monos agitándose en el espacio”

Continúa diciendo que según la mitología de los Miraña del Caquetá en Colombia y por el estudio de varios etnólogos de la región, la constelación de Orión equivale a la de los monos, llamada “Los Tutamonos”. Las cuatro estrellas de su trapecio central serían cuatro hermanos que se convierten en monos.

¿Los Pastos compartieron esta mitología? Se adelanta la hipótesis que posiblemente en épocas remotas vivieron en las selvas orientales para luego emigrar hacia los andes.

Ramiro Cabrera, Gestor Cultural de la Casa de la Cultura Núcleo del Carchi. Museos Casa De La Cultura Carchi

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s