Celebración del Vía Crucis por Viernes Santo

Niños via crucis“Vía Crucis” significa en latín “El camino de la Cruz”. Este trayecto está compuesto por 14 estaciones que representan ciertas escenas de la Pasión de Jesús.

Para los creyentes católicos, el Vía Crucis consiste en recorrer espiritualmente el camino que hizo Jesús hasta el monte Calvario mientras cargaba la Cruz, así como la oportunidad de interiorizar en su sufrimiento y en el sufrimiento de la humanidad. Es la oportunidad para interiorizar en el reconocer que somos pecadores y buscar la reconciliación con Dios, con la humanidad y con la naturaleza.

Invitados a participar de esta hermosa tradición que se realiza en todas las parroquias y comunidades eclesiásticas de cada diócesis durante el Viernes Santo.

Viernes Santo y realización del Vía Crucis en:
Parroquia Matriz de San Gabriel
15h00 Viacrucis desde capilla de Santa Rosa por las calles Nicanor Gavilanes, Colón, Olmedo, 27 de Septiembre, Mejía, Los Andes, Pichincha, Bolívar, Maldonado, La Escalinata y El Mirador.

Parroquia San Isidro10h00 Recorrido desde el barrio Norte hasta iglesia parroquial
Parroquia La Paz13h00 Desde la Ermita
Santuario Nuestra Señora de la Paz13h00 Desde la capilla de Santa Clara
Anuncios

Celebración de la pasión, muerte y resurrección de Jesús

Calvario.jpgDespués del Domingo de Ramos, los creyentes católicos celebran el Triduo Pascual, es decir los tres días más importantes de la liturgia, que marcan el fin de la Cuaresma, y en los cuales se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

El Triduo Pascual es el momento más importante de la Semana Santa compuesto por los días Jueves Santo en que se conmemora la celebración de la Última Cena de Jesús con su respectiva institución de los sacramentos de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal, además del lavatorio de los pies como expresión de servicio y amor; el Viernes Santo que se conmemora la pasión y muerte redentora de Jesús, pasando por las tradiciones religiosas de las 7 Palabras, el Sermón del Descendimiento y la procesión con el Santo Sepulcro; el Sábado Santo durante el día los creyentes permanecen en vela hasta la realización de la Vigilia Pascual en víspera del Domingo de Pascua, con el fin de revivir la alegría por la resurrección de Jesucristo.

Programa del Triduo Pascual en algunas parroquias del Carchi
Parroquia Catedral de Tulcán
Jueves Santo
07h00 Santa Misa Crismal
18h00 Santa Misa de la Cena del Señor
20h00 a 22h00 Adoración al Santísimo Sacramento
Viernes Santo
08h00 Vía Crucis, desde la iglesia Cristo Rey hacia el centro de la ciudad
17h00 Celebración de la Pasión del Señor
19h00 Reflexión de las 7 Palabras, sermón del Descendimiento y procesión con el santo Sepulcro por las calles de la parroquia
Sábado Santo
09h00 Bendición de los niños y oración de la Soledad de María
20h00 Solemne Vigilia Pascual

Parroquia de Mira
Jueves Santo
19h00 Misa de la Cena del Señor, seguidamente adoración hasta media noche.
Viernes Santo
15h00 Liturgia de la palabra, comunión y adoración de la Santa Cruz.
17h00 Sermón de las 7 palabras, sermón del descendimiento y procesión Santo sepulcro. La iglesia de Jesús resucitado queda abierta hasta media noche para sus visitas.
Sábado Santo
17h00 Procesión de la Soledad de María.
20h00 Santa Misa de la vigilia Pascual.

Parroquia San Isidro
Jueves Santo
18h00 Santa Misa de la Cena del Señor
19h00 Hora Santa
Viernes Santo
10h00 Vía Crucis, desde el barrio Norte hasta la iglesia parroquial
15h00 Celebración de la Pasión del Señor y Sermón de las 7 palabras
19h00 Sermón del Descendimiento y procesión con el santo Sepulcro por las calles de la parroquia
Sábado Santo
20h00 Solemne Vigilia Pascual

Parroquia La Paz
Jueves Santo
17h00 Santa Misa de la Cena del Señor en la capilla del Monasterio Santa Clara y 19h00 en La Paz
22h00 Hora Santa
Viernes Santo
13h00 Vía Crucis, desde La Ermita
15h00 Celebración de la Pasión del Señor y Sermón de las 7 palabras
19h00 Sermón del Descendimiento y procesión con el santo Sepulcro por las calles de la parroquia
Sábado Santo
10h00 Soledad de María y bendición de los niños
21h00 Solemne Vigilia Pascual

Parroquia Matriz de San Gabriel
Jueves Santo, 18 abril
07h00 Misa Crismal en iglesia Catedral de Tulcán
16h30 A Chután Alto
18h00 Santa Misa de la Cena del Señor
19h15 Procesión con el Santísimo y apertura del Monumento
19h30 – 22h00 Adoración a Jesús Eucaristía
19h30 A Chután Bajo     20h30 A La Delicia Alta       22h00 Hora Santa
Viernes Santo 19 abril
15h00 Viacrucis desde capilla de Santa Rosa por las calles Nicanor Gavilanes, Colón, Olmedo, 27 de Septiembre, Mejía, Los Andes, Pichincha, Bolívar, Maldonado, La Escalinata y El Mirador
16h30 Adoración de la santa Cruz y Comunión
19h00 Siete Palabras y Sermón del Descendimiento
20h00 Procesión con el santo Sepulcro desde iglesia Matriz por las calles Bolívar, J.B. Auz, Montúfar, Mejía y Bolívar hasta llegar a iglesia Matriz.
Sábado Santo 20 abril
08h30 Bendición de los niños/as y oración a María santísima
17h30 A San Cristóbal Alto
19h00 Vigilia Pascual: Bendición del fuego y cirio, liturgia de la Palabra, bendición del agua y bautismos, plegaria eucarística
Domingo de Pascua 21 abril
07h00, 09h00, 11h00 y 19h15 Santa Misa en iglesia Matriz
16h00 A La Delicia Alta     17h00 A Chután Bajo     18h00 A Chután Alto

Con el Domingo de Ramos inicia la Semana Santa

Ramos 2Los creyentes católicos se aprestan a vivir la Semana Santa. El domingo 14 de abril de 2019 se celebra el Domingo de Ramos que tiene como característica la bendición de los ramos, la procesión y luego la santa Misa.

A lo largo de estas semanas de Cuaresma los religiosos han insistido en sus predicaciones sobre la importancia de la oración, el ayuno, el arrepentimiento unido a la conversión y las obras de caridad como elementos esenciales que preparan a la Pascua de Jesús.

Durante la Semana Santa, los creyentes conmemora el Triduo Pascual, es decir, los momentos de la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesucristo. Las celebraciones centrales de la Semana Santa son Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección. Durante estos días se realizan diversos actos, como procesiones, la escenificación del drama de la muerte y pasión de Cristo, entre otros.

Horario de celebración de Domingo de Ramos
Parroquia Catedral de Tulcán
10h00 Concentración y bendición de Ramos en la Unión de las Dos Calles
10h30 Santa Misa de Ramos en iglesia Catedral

Parroquia de Huaca
11h00 Concentración y bendición de Ramos en la U. E. Santa Mariana de Jesús
11h30 Santa Misa de Ramos en el coliseo de Huaca

Parroquia Matriz de San Gabriel
09h30 Concentración y bendición de Ramos en plaza Amazonas, frente a BANECUADOR
10h00 Santa Misa de Ramos en iglesia Matriz

Parroquia de San Nicolás de Mira
09h00 Concentración y bendición de Ramos en el Obelisco
10h00 Santa Misa de Ramos en iglesia parroquial de Mira

Parroquia de El Ángel
09h00 Concentración y bendición de Ramos en la Avda. 27 de Septiembre
10h00 Santa Misa de Ramos en iglesia parroquial de El Ángel

Parroquia San Isidro
10h00 Concentración y bendición de Ramos en el barrio Sur
10H30 Santa Misa en iglesia Parroquial

Parroquia La Paz
09h00 Concentración y bendición de Ramos en la Ermita
09h30 Santa Misa de Ramos en iglesia parroquial de La Paz

Nuncio Apostólico del Ecuador llega en visita pastoral al Carchi

Monseñor Andrés CarrascosaDesde inicios de diciembre de 2017, monseñor Andrés Carrascosa, está presente en el Ecuador como Nuncio Apostólico. Por invitación de monseñor Fausto Gaibor, obispo de la Diócesis de Tulcán, estará presente desde el viernes 29 de marzo de 2019 en la ciudad de Tulcán.

El motivo principal de su visita es dar su mensaje pastoral y ser partícipe de la última Asamblea Sinodal que se realizará en Huaca el próximo sábado; al final del día presidirá la santa Misa de conclusión del Sínodo diocesano que ha organizado la Diócesis de Tulcán. Además, realizará otras actividades hasta el próximo lunes.

Programa de visita a la Diócesis de Tulcán:

Viernes 29 de marzo en la tarde llegará a la casa episcopal, en Tulcán. El sábado 30 de marzo, a las 09h30, durante la Quinta Sesión Sinodal, en Huaca, expondrá el tema “Los Agentes de Pastoral presbiteral y Vida Consagrada. A las 16h00 presidirá la santa Misa en la iglesia Catedral de Tulcán con motivo de la clausura del Sínodo Diocesano.

El domingo 31 de marzo, a las 09h00 tendrá una reunión con jóvenes de la parroquia La Dolorosa de Tulcán; a las 11h00 una reunión con miembros de la Vida Consagrada en la Unidad Educativa San Antonio de Padua; a las 15h00, reunión con laicos en la Parroquia Catedral.

El lunes 1 de abril, a las 07h00 presidirá la santa Misa con seminaristas y formadores en el Seminario binacional Nuestra Señora de la Paz; a las 08h30 tendrá una reunión con los seminaristas. La visita concluirá con el mensaje que dará a los sacerdotes de la Diócesis de Tulcán, a las 10h30, durante la reunión de presbiterio en el Seminario de Tulcán.

Entérese

El Nuncio Apostólico es el embajador de la Santa Sede ante un gobierno.  Como tal, representa al Papa ante un gobierno y maneja los asuntos entre la Sede Apostólica y el gobierno civil del país al cual ha sido asignado

El Nuncio Apostólico también tiene la tarea de “principio y fundamento perpetuo y visible de unidad, así de los Obispos como de la multitud de los fieles”.

En cuanto representante del Papa ante las Diócesis, el Nuncio es, ante todo, trámite de comunicación con la Iglesia de Roma “acerca de las condiciones en las que se encuentran las Iglesias particulares” (C.I.C.., can. 364.1). Él es, también, llamado a asistir a los Obispos, tanto singularmente, cuanto en el ámbito de las actividades de las Conferencias Episcopales (cf. can 364.1.2.3), no solo en aquello que concierne el ejercicio de su ministerio pastoral, sino también en las relaciones con las autoridades estatales.

La Mujer es quien hace hermoso el mundo y lo mantiene vivo

Papa Francisco

Foto: Clarin.com

El Papa Francisco, este 8 de marzo, día internacional de la Mujer, durante la audiencia hecha a una delegación del Comité Judío Estadounidense, manifestó:

“Hoy, 8 de marzo, me gustaría decir algo sobre la insustituible contribución de las mujeres en la construcción de un mundo que es el hogar de todos. La mujer es quien hace hermoso el mundo, lo cuida y lo mantiene vivo. Trae la gracia que hace nuevas las cosas, el abrazo que incluye, la valentía de donarse”.

También afirmó el Papa , que “la paz es mujer. Nace y renace de la ternura de las madres. Por eso el sueño de la paz se realiza mirando a la mujer” y explicó que “no es por casualidad que en la narración del Génesis, la mujer haya sido sacada de la costilla del hombre mientras duerme. La mujer, es decir, tiene origen cerca del corazón y en el sueño, durante los sueños. Por eso trae al mundo el sueño del amor. Si amamos el futuro, si soñamos con un futuro de paz, debemos dar espacio a las mujeres”.

Carchi al Día impreso y digital, saluda a la mujer en este día especial y pide bendiciones al Todopoderoso. ¡Feliz día Mujeres!

Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma

Imposición de la ceniza

Mañana, miércoles 6 de marzo, la Iglesia Católica celebra el inicio de la Cuaresma con la bendición e imposición de las cenizas.

La sugestiva ceremonia de la ceniza “eleva nuestras mentes a la realidad eterna que no pasa jamás, a Dios; principio y fin, alfa y omega de nuestra existencia”, pero también hace pensar en el paso de nuestra existencia por la vida terrena, paso que nos debe ayudar a vivir más unidos a Dios y los hombres.

La conversión es uno de los elementos que recalca la ceniza y el tiempo de Cuaresma, que prácticamente es un volver a Dios, valorando las realidades terrenales bajo la luz indefectible de su verdad: “Una valoración que implica una conciencia cada vez más diáfana del hecho de que estamos de paso en este fatigoso itinerario sobre la tierra, y que nos impulsa y estimula a trabajar hasta el final, a fin de que el Reino de Dios se instaure dentro de nosotros y triunfe su justicia”.

La ceniza se coloca en la cabeza de cada creyente durante la celebración de la santa Misa o durante una celebración de la palabra. En todos los templos y capillas de las parroquias eclesiásticas de la Diócesis de Tulcán, durante todo el día miércoles, se estará dando la ceniza.

Imposición de la Ceniza en:
Iglesia a Matriz San Gabriel
07h00, 09h00, 11h00 y 19h00
16h00 En La Delicia Alta
17h00 En Chután Bajo
18h00 En Chután Alto
Iglesia San José San Gabriel
07h00, 09h00, 12h00 y 19h00 
En la tarde en las comunidades rurales
Parroquia de Tufiño 
12h00 
Iglesia de El Ángel
08h00 y 18h00
Iglesia Catedral de Tulcán 
06h30 y 18h00. 

Subamos a Belén para descubrir el misterio de la Navidad

Noche Buena 1El Vaticano. A las 21:30 horas, de ayer 24 de diciembre del 2018, en la Basílica Vaticana, el papa Francisco celebró la Santa Misa de la Noche Buena, nacimiento de Cristo.

Durante la homilía de la santa Misa, dijo el Papa:

José, con María su esposa, subió «a la ciudad de David, que se llama Belén» (Lc2,4). Esta noche, también nosotros subimos a Belén para descubrir el misterio de la Navidad. 

1. Belén: el nombre significa casa del pan. En esta “casa” el Señor convoca hoy a la humanidad. Él sabe que necesitamos alimentarnos para vivir. Pero sabe también que los alimentos del mundo no sacian el corazón. En la Escritura, el pecado original de la humanidad está asociado precisamente con tomar alimento: «tomó de su fruto y comió», dice el libro del Génesis (3,6). Tomó y comió. El hombre se convierte en ávido y voraz. Parece que el tener, el acumular cosas es para muchos el sentido de la vida. Una insaciable codicia atraviesa la historia humana, hasta las paradojas de hoy, cuando unos pocos banquetean espléndidamente y muchos no tienen pan para vivir.

Belén es el punto de inflexión para cambiar el curso de la historia. Allí, Dios, en la casa del pan, nace en un pesebre. Como si nos dijera: Aquí estoy para vosotros, como vuestro alimento. No toma, sino que ofrece el alimento; no da algo, sino que se da él mismo. En Belén descubrimos que Dios no es alguien que toma la vida, sino aquel que da la vida. Al hombre, acostumbrado desde los orígenes a tomar y comer, Jesús le dice: «Tomad, comed: esto es mi cuerpo» (Mt 26,26). El cuerpecito del Niño de Belén propone un modelo de vida nuevo: no devorar y acaparar, sino compartir y dar. Dios se hace pequeño para ser nuestro alimento. Nutriéndonos de él, Pan de Vida, podemos renacer en el amor y romper la espiral de la avidez y la codicia. Desde la “casa del pan”, Jesús lleva de nuevo al hombre a casa, para que se convierta en un familiar de su Dios y en un hermano de su prójimo. Ante el pesebre, comprendemos que lo que alimenta la vida no son los bienes, sino el amor; no es la voracidad, sino la caridad; no es la abundancia ostentosa, sino la sencillez que se ha de preservar. 

El Señor sabe que necesitamos alimentarnos todos los días. Por eso se ha ofrecido a nosotros todos los días de su vida, desde el pesebre de Belén al cenáculo de Jerusalén. Y todavía hoy, en el altar, se hace pan partido para nosotros: llama a nuestra puerta para entrar y cenar con nosotros (cf. Ap 3,20). En Navidad recibimos en la tierra a Jesús, Pan del cielo: es un alimento que no caduca nunca, sino que nos permite saborear ya desde ahora la vida eterna. 

En Belén descubrimos que la vida de Dios corre por las venas de la humanidad. Si la acogemos, la historia cambia a partir de cada uno de nosotros. Porque cuando Jesús cambia el corazón, el centro de la vida ya no es mi yo hambriento y egoísta, sino él, que nace y vive por amor. Al estar llamados esta noche a subir a Belén, casa del pan, preguntémonos: ¿Cuál es el alimento de mi vida, del que no puedo prescindir?, ¿es el Señor o es otro? Después, entrando en la gruta, individuando en la tierna pobreza del Niño una nueva fragancia de vida, la de la sencillez, preguntémonos: ¿Necesito verdaderamente tantas cosas, tantas recetas complicadas para vivir? ¿Soy capaz de prescindir de tantos complementos superfluos, para elegir una vida más sencilla? En Belén, junto a Jesús, vemos gente que ha caminado, como María, José y los pastores. Jesús es el Pan del camino. No le gustan las digestiones pesadas, largas y sedentarias, sino que nos pide levantarnos rápidamente de la mesa para servir, como panes partidos por los demás. Preguntémonos: En Navidad, ¿parto mi pan con el que no lo tiene? 

2. Después de Belén casa de pan, reflexionemos sobre Belén ciudad de David. Allí David, que era un joven pastor, fue elegido por Dios para ser pastor y guía de su pueblo. En Navidad, en la ciudad de David, los que acogen a Jesús son precisamente los pastores. En aquella noche —dice el Evangelio— «se llenaron de gran temor» (Lc 2,9), pero el ángel les dijo: «No temáis» (v. 10). Resuena muchas veces en el Evangelio este no temáis: parece el estribillo de Dios que busca al hombre. Porque el hombre, desde los orígenes, también a causa del pecado, tiene miedo de Dios: «me dio miedo […] y me escondí» (Gn 3,10), dice Adán después del pecado. Belén es el remedio al miedo, porque a pesar del “no” del hombre, allí Dios dice siempre “sí”: será para siempre Dios con nosotros. Y para que su presencia no inspire miedo, se hace un niño tierno. No temáis: no se lo dice a los santos, sino a los pastores, gente sencilla que en aquel tiempo no se distinguía precisamente por la finura y la devoción. El Hijo de David nace entre pastores para decirnos que nadie estará jamás solo; tenemos un Pastor que vence nuestros miedos y nos ama a todos, sin excepción. 

Los pastores de Belén nos dicen también cómo ir al encuentro del Señor. Ellos velan por la noche: no duermen, sino que hacen lo que Jesús tantas veces nos pedirá: velar (cf. Mt 25,13; Mc 13,35; Lc 21,36). Permanecen vigilantes, esperan despiertos en la oscuridad, y Dios «los envolvió de claridad» (Lc 2,9). Esto vale también para nosotros. Nuestra vida puede ser una espera, que también en las noches de los problemas se confía al Señor y lo desea; entonces recibirá su luz. Pero también puede ser una pretensión, en la que cuentan solo las propias fuerzas y los propios medios; sin embargo, en este caso el corazón permanece cerrado a la luz de Dios. Al Señor le gusta que lo esperen y no es posible esperarlo en el sofá, durmiendo. De hecho, los pastores se mueven: «fueron corriendo», dice el texto (v. 16). No se quedan quietos como quien cree que ha llegado a la meta y no necesita nada, sino que van, dejan el rebaño sin custodia, se arriesgan por Dios. Y después de haber visto a Jesús, aunque no eran expertos en el hablar, salen a anunciarlo, tanto que «todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores» (v. 18). 

Esperar despiertos, ir, arriesgar, comunicar la belleza: son gestos de amor. El buen Pastor, que en Navidad viene para dar la vida a las ovejas, en Pascua le preguntará a Pedro, y en él a todos nosotros, la cuestión final: «¿Me amas?» (Jn 21,15). De la respuesta dependerá el futuro del rebaño. Esta noche estamos llamados a responder, a decirle también nosotros: “Te amo”. La respuesta de cada uno es esencial para todo el rebaño. 

«Vayamos, pues, a Belén» (Lc 2,15): así lo dijeron y lo hicieron los pastores. También nosotros, Señor, queremos ir a Belén. El camino, también hoy, es en subida: se debe superar la cima del egoísmo, es necesario no resbalar en los barrancos de la mundanidad y del consumismo. Quiero llegar a Belén, Señor, porque es allí donde me esperas. Y darme cuenta de que tú, recostado en un pesebre, eres el pan de mi vida. Necesito la fragancia tierna de tu amor para ser, yo también, pan partido para el mundo. Tómame sobre tus hombros, buen Pastor: si me amas, yo también podré amar y tomar de la mano a los hermanos. Entonces será Navidad, cuando podré decirte: “Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te amo” (cf. Jn 21,17).