Militares murieron atropellados por un policía

(Redacción Montúfar).- Un policía en servicio activo (Jefferson V.) y que al parecer conducía en estado etílico atropelló a un grupo de militares que estaban en un control de rutina a pocos metros del peaje de San Gabriel hoy (25 de agosto de 2022). El conductor de carro que circulaba en sentido sur – norte y que según los testigos del hecho conducía a alta velocidad embistió a los militares que estaban en un operativo de control de material bélico y explosivos.

El carro golpeó a los militares que cayeron en la cuneta de la vía, los uniformados empezaron el control interinstitucional a las 17:00 horas y pocos minutos después de empezar la revisión de los automotores sucedió el hecho, que enluta a familias de Latacunga y Riobamba de donde eran oriundos los soldados que no llevaban mucho tiempo en la institución militar. Después de atropellar a los uniformados el chofer se impactó contra un camión cargado con madera.

Personal médico de Panavial atendió al uniformado herido que estaba consciente mientras le prestaban la atención médica en el sitio.

Jaime Guerra – comandante de la Brigada de Infantería #38 Mayor Galo Molina manifestó que los cuerpos fueron trasladados hasta la morgue del hospital Luis G. Dávila en Tulcán, agregó que ya se informó de la muerte de los soldados a las familias.

Lisbeth Cuatin – moradora del sector manifestó que a su llegada al lugar de los hechos observó los cuerpos de los militares a un lado de la carretera y  por los comentarios de la gente que ya estaba en el sector conoció que ya estaban muertos y uno resultó herido y fue trasladado al hospital de San Gabriel, pero horas más tarde lo trasladaron al hospital militar en la capital.

Pablo Yacelga – comandante (e) de la subzona de Policía Carchi,  después de dar el pésame a los uniformados del Ejército confirmó que un uniformado en el grado de Cabo II de la Policía es el causante del atropello y muerte de los soldados, Jefferson V., es carchense, prestaba servicio en el distrito Espejo – Mira y estaba de descanso.

Entérese.- Los fallecidos son: Ricardo Padilla de 24 años y Richard Castro de 23, Ariel Morales resultó herido.

Choque.- Luego de atropellar a los militares el conductor del carro se chocó contra un camión.

Los monos en la arqueología Pasto

Mono en una ocarina

Para hacerse una idea de la importancia de los monos en la cultura de los Pastos, tenemos este relato que viene de la región Nariñense de Aponte:

“El sacerdote español P. Bazares exploraba la zona en búsqueda de plantas medicinales, cuando tratando de entablar confianza con una familia de esta apartada región, les habló detenidamente del paraíso y sus encantos, pero observó que ninguna impresión hacía el recuento de sus delicias en sus oyentes. El jefe de familia lo sacó de su sorpresa: ¿Había o no monos en el cielo?” (Citado por Edgar Emilio Rodríguez).

En la cerámica arqueológica de Carchi y Nariño existen representaciones estilizadas de varios tipos de monos: El mono de la noche o tuta mono; el mono araña de extremidades grandes y cola prensil extremadamente larga y apariencia abombada de la frente; el mono aullador del que se han encontrado restos en un yacimiento en Piartal.

Los monos están en colgantes de oro, en petroglifos (grabados en rocas), profusamente en la cerámica Tuza en Carchi, en pectorales orfebres en Capulí. El mono parece en el 86% de representaciones en materiales culturales.

Al excavar las casas Pastos al borde del río Chilmá, en la comunidad de Chilmá Bajo, antes conocida como “Machines” que significa mono en la parroquia de Maldonado, se ha constatado que los Pastos enterraban a sus difuntos en profundas cámaras subterráneas en donde depositaban a los muertos con vajillas decoradas con monos y astros (como el sol Pasto).

Los motivos de dos y cuatro monos en la vajilla Pasto, tanto de contextos domésticos como funerarios, están definitivamente asociados a la muerte, los ancestros y el paisaje estelar.

La arqueóloga ecuatoriana Josefina Vásquez se pregunta:

“¿A dónde iban los Pastos al morir? Seguramente se iban al cielo que, en vez del paraíso edénico, habría sido a lo mejor, un paraíso nocturno y oscuro donde el alma podría al fin contemplar a sus venerados monos agitándose en el espacio”

Continúa diciendo que según la mitología de los Miraña del Caquetá en Colombia y por el estudio de varios etnólogos de la región, la constelación de Orión equivale a la de los monos, llamada “Los Tutamonos”. Las cuatro estrellas de su trapecio central serían cuatro hermanos que se convierten en monos.

¿Los Pastos compartieron esta mitología? Se adelanta la hipótesis que posiblemente en épocas remotas vivieron en las selvas orientales para luego emigrar hacia los andes.

Ramiro Cabrera, Gestor Cultural de la Casa de la Cultura Núcleo del Carchi. Museos Casa De La Cultura Carchi

La ciudad de Huaca perdió el palacio de la rana encantada

Vista panorámica de la ciudad de Huaca

El «palacio de la rana encantada» era un manantial que antiguamente frecuentaba el pueblo para aprovisionarse de agua, en él vivían hermosas ranitas que eran la atracción de los visitantes.

El misterio que poco a poco se reveló, era que ellas tenían un secreto, si una persona pasaba por el lugar en horas de la noche y las miraba, una ensoñación lo transportaba a una ciudad hermosa con grandes edificaciones y luces, miraba gente alegre y música agradable, más, su despertar era triste al verse sentado al filo del camino solitario.

Con el transcurso del tiempo un tanque de cemento fue construido en el lugar para recolectar el valioso líquido, después de algunos años la ciudad implementó un sistema de agua potable y el manantial fue cubriéndose de matorrales y algas, ello no impidió a que la gente volviera de vez en cuando para coger sus aguas.

En el borde acostumbraba a posarse una rana grande muy hermosa de color verde con el lomo rojo, blanco y negro, su belleza llamó la atención de algunas personas que quisieron atraparla, pero siempre se las arreglaba para desaparecer, dicen que era de gran tamaño como no se había visto nunca.

Sin embargo, a pesar de las bonitas historias y de los seres maravillosos que vivían en el lugar, el alcalde de ese entonces mandó a destruirlo y a ubicar los tanques de tratamiento de aguas servidas de la vecina población de Julio Andrade. Así desapareció el humedal y la fauna que vivía en él.

El abuelo de 92 años que nos relató estos hechos se lamentaba: «ese fue el peor error que pudieron cometer».

Ahora bien, los habitantes prehispánicos de Carchi y Nariño tenían una consideración especial por los sapos y las ranas, de hecho, la arqueóloga M. V. Uribe (1977) encontró restos óseos de ranas depositados como ofrendas en recipientes en las tumbas en San Francisco, municipio de Carlosama.

Por otra parte, en todo el territorio aparecen representados en un sinnúmero de piezas cerámicas de las faces culturales Capulí, Piartal y Tuza (año 500 a 1500 D.C.). Aparecen además en pictógrafos y una representación orfebre de un hombre-rana del período Capulí.

Para nuestros antepasados la rana representaba el agua que es la fuente de vida, la productividad agrícola, la riqueza y el bienestar.

Escrito por: Ramiro Cabrera, Gestor Cultural de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo del Carchi. Editorial Semanario «Carchi Al Día». 21/08/2022

Accidente de tránsito en vía a Tufiño

Siniestro de tránsito en El Consuelo.
Foto: ECU 911

A las 14h13, del 12 de agosto de 2022, se reportó al ECU 911 Tulcán, un siniestro de tránsito en la vía a Tufiño, sector El Consuelo. Se trató del volcamiento de un vehículo, y se informó que una persona estaba herida.

«El ECU 911 coordinó la atención con Policía y Ministerio de Salud. El paramédico indicó que al llegar al lugar atendió a una paciente femenina de aproximadamente 25 años de edad, con pérdida de conocimiento, en estado etílico, no respondió a estimulos, por lo que fue trasladada hasta el Hospital Luis G. Dávila.
PPNN comunicó que se trató de una pérdida de carril y volcamiento de un vehículo Peugeot, el mismo que fue abandonado por el conductor, por lo que se realizó el procedimiento y el vehículo fue llevado a los patios de la Jefatura de Tránsito de la localidad».

10 personas con viruela del mono en Ecuador

El Ministerio de Salud Pública (MSP), mediante un Comunicado oficial, con fecha del 8 de agosto de 2022, da a conocer que existen tres nuevos casos adicionales de viruela del mono. «En total suman 10 personas con esta enfermedad, en Ecuador» .

Compartimos el Comunicado:

‘Los tres casos mencionados tienen entre 20 y 49 años; fueron identificados en Santa Elena, Los Ríos y Azuay. Los ciudadanos están estables en sus domicilios y bajo vigilancia. Se ha levantado el cerco epidemiológico de sus contactos cercanos.

De los 10 casos confirmados, una persona falleció este lunes 08 de agosto de 2022, producto de su patología preexistente.

El MSP insta a la población a mantener las medidas de bioseguridad, como la higiene de manos con agua y jabón o con alcohol gel. Ante la presencia de síntomas se recomienda el uso de mascarilla y acudir al médico o centro de salud más cercano».

Sirviendo y ayudando a hermanos montufareños

Desde que se dio el sismo del 25 de julio de 2022, de magnitud 5.2, que afectó a varias comunidades de los cantones Tulcán, Montúfar y Espejo, personas, instituciones públicas y privadas se han organizado para ayudar a personas afectadas y damnificadas.

Es el caso de la Policía Nacional, especialmente de Montúfar, que conjuntamente con vecinos visitaron locales comerciales, hicieron un llamado a través de redes sociales y medios de comunicación para que se colabore y brille la generosidad del pueblo montufareño. Se logró el objetivo. Y aquí compartimos su mensaje:

«Buenos días estimados vecinos/as, a nombre de la Policía Nacional del Ecuador y de quienes integramos Policía Comunitaria del cantón Montufar, queremos expresarles nuestro más sincero agradecimiento por la solidaridad que tuvieron para con las personas que fueron afectadas por los sismos suscitados en fechas anteriores, a través de su ayuda social pudimos llegar a dichas personas con diferentes Kits de alimentos, ropa, zapatos y material de construcción, lo cual nos llena de mucha satisfacción.


El poder servir y sobre todo ayudar a nuestros hermanos muntufareños fue una experiencia que conjuntamente con los vecinos la realizamos de una manera desinteresada y pudimos llegar a cada una de las comunidades, mirando una realidad tan triste, pero con cada abrazo y palabras de aliento, las personas damnificadas expresaron su agradecimiento a todos ustedes. Fue gratificante poder calmar un poco el dolor de haber perdido sus bienes y aún nos falta mucho por hacer, a todos nos queda la satisfacción del deber social cumplido. Gracias por su solidaridad y ayuda, que Dios les bendiga y recompense su generosidad.
De igual manera les informamos que los materiales de construcción, cemento y ladrillos, serán entregados en la comunidad de Chután Alto.
Muchas gracias».