Menor awá fue trasladada desde San Marcos por emergencia médica

Awá

Emergencia médica de menor de la comunidad awá (Foto cortesía)

(Redacción Tulcán).- En la comunidad de San Marcos ubicada en el noroccidente de la provincia se presentó una emergencia médica, a través de la coordinación del ECU 911, personal del Ministerio de Salud y Policía Nacional  ayudaron a evacuar al paciente a una casa de salud.

En incidente se presentó la noche del sábado anterior (06 de julio de 20191), la zona es de difícil acceso y se ingresa caminando desde la parroquia de El Chical puesto que tampoco hay vías carrozables.  Personal de salud vía aérea ingresó a la comunidad y brindaron los primeros auxilios a la menor cuyas dolencias estaban relacionadas con una obstrucción intestinal.

En el sitio se logró estabilizar a la menor y este domingo en horas de la mañana  se programó el vuelo de retorno, debido a la geografía del lugar que hizo imposible programar el vuelo en horas de la noche.

Uniformados del Aeropolicial trasladaron a la menor de la etnia awá hasta Ibarra, el helicóptero aterrizó en el Estadio Olímpico en Ibarra, y luego la trasladaron hacia el hospital San Vicente de Paúl.

Carchi, la Centinela Norteña está de aniversario

rumichaca

Foto: Lorena Erazo

(Redacción Tulcán).- Hoy 19 de Noviembre de 2016, Carchi está de aniversario, la Centinela Norteña cumple 136 años de provincialización, tradicional, diversa y heredera de los Pastos.

La provincia alberga a mestizos, afrocarchenses, awás y a migrantes que aman despertar en este suelo y sentir el olor a tierra húmeda por el rocío de la mañana,  gente que a diario se levanta para construir.

San Miguel de Tulcán, San Pedro de Huaca, Montúfar, Bolívar, Espejo y Mira conformar este territorio que es cultura, vida, biodiversidad desde los límites con Colombia hasta la cuenca del río Mira.

Esto es  el Carchi productividad, amor a esta tierra andina y fronteriza que nos puede sorprender con la alegría de la gente afrocarchense, que nos pone a bailar bombas,  pero que nos brinda paz y sabiduría con la gente awá,  gente que no muestra fácilmente una sonrisa y cuya tez pálida hace que podamos  reconocerlos fácilmente, los mestizos compartimos con ellos este terruño herencia de los indómitos  Pastos.

La diversidad es la que le da vida a esta provincia que nos arrulla con el frío del páramo y nos abriga con el calor del valle.

En los seis cantones del Carchi podemos disfrutar de una buena taza de café de chuspa, café de altura cultivado en el occidente de la provincia y  así acompañar las frías mañanas y la tarde en algunos cantones  o refrescarse con ella en las comunidades donde el sol abriga todo el tiempo. Esta bebida que podemos acompañar de pan de maíz y queso amasado además de una buena tertulia.

Hoy con dianas y salvas se despertó a los carchenses, ¡Viva el Carchi!

Mira: Balcón de los Andes

mira

Fotos: Claudio Reina y Miguel Quelal

(Redacción Mira).- En la cuenca del río Mira y al suroeste de la provincia del Carchi está Mira, conocido como Balcón de los Andes,  este cantón de 36 años, recibe a propios y foráneos con una bebida característica, el Tardón.

Esta tierra de gente mestiza, awás y afroecuatorianos guarda mucha historia, pero parte de ella está relacionada con la esclavitud.

Después de la conquista y la llegada accidental de los primeros africanos a las costas de lo que hoy es Esmeraldas, los territorios de lo que conocemos como Mira, se pobló de gente africana que se asentó en la parroquia de La Concepción, según cuenta la historia.

Los esclavos que llegaron desde África ocuparon las tierras cálidas del norte de Ecuador y poco a poco transmitieron parte de su cultura que se fue adoptando como propia a los largo de los siglos.

En La Concepción, el calor implacable del medio día hace que todos busquen un lugar donde resguardarse, los arbustos que crecieron en lo que antes fue un cementerio del pueblo Afro, no pudieron borrar la historia, en este campo santo se cree reposan los restos de Martina Carrillo, una heroína afroecuatoriana.

Cruces pintadas sobre piedras dan fe de que alguien fue enterrado en el lugar, siglos atrás fue una hacienda y los africanos llegaron como esclavos.

Martina Carrillo y cinco de sus compañeros se unieron para reclamar sus derechos a finales del siglo 18.

Descendientes afroecuatorianos hablan de lo importante que es preservar el “Panteón Viejo” y rescatar los restos e historia de sus antepasados, quienes cansados de la represión y los malos tratos huyeron a Quito para exponer sus problemas, era enero de 1778. Pobladores de la cuenca del río Mira y el Valle del Chota durante esa época mantenían constantes gestos de resistencia hacia sus opresores.

Las tres parejas de esclavos que llegaron a Quito lograron que sus peticiones sean escuchadas y así mejoraron la calidad de vida de los suyos.

Las voces de resistencia que formó Martina Carrillo se extendió por años, su hijo Francisco Carrillo continúo con el legado de su madre.

Conocer sobre la historia nos ayuda a amar más esta tierra  carchense de frailejones y valles, de awás, de mestizos y afros, este pueblo Pasto e indómito.

En Mira podemos disfrutar de las fiestas en honor a la Virgen de La Caridad, patrona de los mireños, del Acarreo de Chamiza y del Novillo de Bombas, y deleitarse del Tardón mireño, pero no sin antes disfrutar de las delicias de la gastronomía que se complementa con los granos que produce esta tierra, de aguacates y maíz, y saborear al caer la tarde un taza de café de chuspa acompañada de pan de maíz.

Ven al Carchi, esta provincia es más que una frontera.

Sanación a través de la medicina ancestral y occidental

Ritual.- Los pobladores Awá, tienen sus propias creencias y rituales para curar enfermedades.

Foto: Lorena Erazo

(Redacción Tulcán).- Con un saludo en awapit (lengua Awá) empezó el taller en donde se socializó las prácticas curativas que utiliza el pueblo Awá que habita en el noroccidente de la provincia del Carchi, en Imbabura, Esmeraldas y sur de Colombia, para curar algunas enfermedades, entre ella el chutún.

Ocho pobladores Awá de la provincia recibieron capacitación del Distrito #4 de Salud,  San Pedro de Huaca – Tulcán, para que  socialicen con los pobladores de las comunidades donde habitan, información que les permita conocer más sobre el sistema de salud y a la vez garantizar el acceso a este servicio.

Fátima Tejada, directora del Distrito, explicó que la capacitación tuvo como objetivo garantizar que los pobladores Awá reciban atención médica cuando lo requieran, pero además no dejen de lado la medicina tradicional.

La cura del chutún, mal aire, picaduras, entre otras, son enfermedades que sólo los curanderos pueden realizar, ellos ya conocen las plantas idóneas que se deben usar.

Para el ritual, según cuenta Daniel Pascal, morador de Gualpi Medio y curandero de la zona, se debe respetar un proceso que empieza con la detección de la enfermedad, dar la salud y la sanación.

Son tres días de curaciones, usando animales y plantas nativas, el ritual termina con un baño purificador de la persona afectada y un baile de las personas que acompañan a la quebrada donde finalmente se realiza el baño.

El promotor, explicó que es necesario que la medicina occidental se complemente con la ancestral y así poder curar las dolencias de la gente, y recalcó que  hay que conocer sobre las plantas curativas y cómo aplicarlas. En las comunidades conocen al curandero como chayac.

Mesías Revelo, jefe de Interculturalidad del Distrito, fue parte del ritual de sanación; Pascal, demostró uno a uno los pasos que se deben seguir para que el ritual logre la sanación completa del enfermo.