Carchi, la Centinela Norteña está de aniversario

rumichaca

Foto: Lorena Erazo

(Redacción Tulcán).- Hoy 19 de Noviembre de 2016, Carchi está de aniversario, la Centinela Norteña cumple 136 años de provincialización, tradicional, diversa y heredera de los Pastos.

La provincia alberga a mestizos, afrocarchenses, awás y a migrantes que aman despertar en este suelo y sentir el olor a tierra húmeda por el rocío de la mañana,  gente que a diario se levanta para construir.

San Miguel de Tulcán, San Pedro de Huaca, Montúfar, Bolívar, Espejo y Mira conformar este territorio que es cultura, vida, biodiversidad desde los límites con Colombia hasta la cuenca del río Mira.

Esto es  el Carchi productividad, amor a esta tierra andina y fronteriza que nos puede sorprender con la alegría de la gente afrocarchense, que nos pone a bailar bombas,  pero que nos brinda paz y sabiduría con la gente awá,  gente que no muestra fácilmente una sonrisa y cuya tez pálida hace que podamos  reconocerlos fácilmente, los mestizos compartimos con ellos este terruño herencia de los indómitos  Pastos.

La diversidad es la que le da vida a esta provincia que nos arrulla con el frío del páramo y nos abriga con el calor del valle.

En los seis cantones del Carchi podemos disfrutar de una buena taza de café de chuspa, café de altura cultivado en el occidente de la provincia y  así acompañar las frías mañanas y la tarde en algunos cantones  o refrescarse con ella en las comunidades donde el sol abriga todo el tiempo. Esta bebida que podemos acompañar de pan de maíz y queso amasado además de una buena tertulia.

Hoy con dianas y salvas se despertó a los carchenses, ¡Viva el Carchi!

¡De Bolívar mi señor!

portada

Fotos: Miguel Quelal, Diego Puerres y Aníbal Díaz

(Redacción Bolívar).- Bolívar no es solo el cantón de la Megafauna, sino también de la biodiversidad, aunque poco conocida  y difundida.

La parroquia de Monte Olivo alberga en su territorio Las lagunas de Palmar Grande, la cordillera de Mainas pasa por la comunidad  y  a tres mil 500 metros sobre el nivel del mar está ubicada la laguna.

Más de dos horas de recorrido se debe realizar desde el centro poblado hasta la laguna Las Garzas, al suroriente de la parroquia,  muchos la conocen como Laguna de Mainas.

El camino es agreste, manifestó Miguel Quelal, un bolivarense que contó lo difícil de la travesía, rememoró su recorrido hace varios años y en compañía de turistas extranjeros.

En sus aguas, dijo, se puede pescar trucha, pero sobre todo se puede admirar la naturaleza, los frailejones, orquídeas, y hacer turismo de aventura.

A 45 minutos de Piquiucho en el límite con Imbabura está la vía que conduce a la parroquia de Monte Olivo, poco a poco el calor del valle se va perdiendo y a medida que se sube la cordillera el frío empieza a sentirse, parte de la vía hacia la parroquia está empedrada, una larga travesía hay que recorrer, un gran puente colgante también se debe cruzar.

La zona aún es agreste y hay que tomar precauciones para transitar por el sector pero después del recorrido se puede admirar la gran belleza natural, esa es la recompensa al esfuerzo y a la caminata.

De regreso a  Bolívar ya puede dejar de lado la ropa abrigada, y recorrer la Iglesia del Señor de la Buena Esperanza, el balneario El Aguacate, la laguna La Encañada. Bolívar es Carchi, tierra con varios pisos climáticos y belleza natural. ¡Ven a conocer el Carchi!, otra razón más para amar esta tierra, esta Centinela Norteña.

Nota: La frase ¡De Bolívar mi señor!, con la que se identifica a los bolivarenses se acuño años atrás, es un apelativo,  cuando alguien le preguntaba a donde va ellos respondían así, pero en la actualidad ahora responden ¡Señores de Bolívar!.