Ingreso masivo de venezolanos en Rumichaca congestiona el ducto binacional

 

f1-v-e1533604120336.jpg

La gran cantidad de extranjeros que se reporta en el ducto de Rumichaca provoca caos, peatones y conductores no pueden circular con normalidad

(Redacción Frontera).- Largas filas se registran hoy (06 de agosto de 2018) en la Panamericana norte vía a Rumichaca, la congestión inició antes del mediodía  explicó José Jácome, conductor de la cooperativa Atahualpa, el profesional manifestó que las filas provocan caos en la circulación de los automotores.

El  trayecto desde Tulcán hacia la frontera toma más de 20 minutos, las filas empiezan antes del ingreso a la parroquia de Urbina.

Ya en Rumichaca el panorama no cambia, cientos de personas se aglomeraron en ambos lados de la frontera, son venezolanos que desde el fin de semana se tomaron el ducto binacional. Cuatro de los seis carriles del Puente Internacional de Rumichaca están obstaculizados y dificultan el tránsito tanto de peatones como conductores. El caos reina en la frontera.

En los últimos días el ingreso masivo de venezolanos que tienen como destino el sur del continente aumentó, en afueras de  las oficinas de migración en Rumichaca agentes de la policía colocan pulseras a los extranjeros para  que esperen el turno correspondiente además se tomaron otras medidas para atender al gran flujo de personas.

Muchos de los conductores no respetan las señales de tránsito e invaden carriles, el carril exclusivo para transporte público tampoco se respeta, al caer la tarde personal de la policía acudió a la frontera  para agilizar el tránsito.

Melany, es venezolana tiene 21 años y decidió viajar al Ecuador, en Caracas donde residía estudiaba para ser parte de la Guardia Nacional, pero  le dieron la baja y decidió salir de su país, ella al igual que los cientos de personas que transitan por Rumichaca esperan su turno para que les firmen los papeles, otros apelan a la sensibilidad de peatones y conductores y les piden su colaboración, muchos aprovechan para descansar sobre sus maletas pero a la intemperie, son tres días  de viaje dijo Melany, para otros en cambio y con poco dinero el viaje toma semanas.

Estefanía Herrera, otra emigrante  indicó que ellos salieron por temor a las medidas que el nuevo Gobierno Colombiano que se posesiona mañana cierre las fronteras, más de una persona indicó que la congestión se debe al gran número de personas que arriban a la frontera y requieren hacer los trámites sea de ingreso o paso por el Ecuador, todo son especulaciones dijo Mauro, otro caraqueño, para él la salida masiva de sus compatriotas es porque las vacaciones que empezaron este mes y la gente decidió salir con sus hijos, su destino es Perú, pero otros optan por Chile, no se cansan en pedir que la comunidad internacional ayude a la gente que salió o se quedó en Venezuela.

Darwin Yandún, jefe de operaciones de la Policía manifestó que personal policial está en la zona para evitar se presenten problemas e inconveniente.

 

 

Afluencia de compradores ecuatorianos provocan congestión en Rumichaca

circulacion

Vehículos.- Las filas para ir y regresar desde Colombia, provocan que el recorrido que toma en un día normal sin tráfico 10 minutos, ahora sea hasta más de una hora. (Foto y texto: Lorena Erazo)

(Redacción Frontera).- La gran afluencia de ecuatorianos que cruzan la frontera para adquirir todo tipo de productos en Colombia aumentó en los últimos días, largas filas de automotores se forman en ambos lados de la frontera y congestiona el ducto binacional.

Decenas de ecuatorianos van de  compras a Colombia, dicen que los atraen los precios bajos, el cambio de moneda se cotizó a dos mil 770 la compra del dólar y dos mil 790 la venta (13:00 hoy jueves 22 de Diciembre de 2016) . El precio varía y se somete a la ley de la oferta y demanda.

Medios de comunicación se Ipiales también registran la gran afluencia de personas ecuatorianas y se habla del caos vehicular aunque muchos de los compatriotas  viajan al interior de Colombia porque los precios de frontera aumentaron hasta un 150 por ciento según pobladores de Ipiales.

Llegar a Ipiales desde Tulcán puede tomar hasta una hora, Daniel Carapaz, tiene que cruzar a diario la frontera y realizar varios  trámites, “en un día normal puedo ir y regresar de Ipiales en máximo una hora, pero hoy perdí toda la mañana” explicó.

El transporte público usa el carril izquierdo, los automotores particulares no deben circular por el carril, pero la premura y la congestión provoca que muchas personas ignoren esa norma y traten a como dé lugar cruzar la frontera, y esto causa más congestión, aunque el uso exclusivo del carril se socializó desde hace varios meses, al igual que las sanciones por esta causa.

En la mañana se registran gran salida de automotores desde el Ecuador hacia Colombia  y en horas de la tarde y noche el retorno también es caótico, no se respeta las señales de tránsito, auqnue hay personal policial que está apostado en la vía.

Del lado colombiano solo hay un carril de ida y uno de regreso lo que dificulta el libre tránsito, a  eso se le suma la ampliación de la vía y el trabajo de maquinaria pesada.

Uniformados de la policía municipal ayudan a dirigir el tránsito en Ipiales y en horas de la tarde y noche se opta por desviar los carros que ingresan desde el Ecuador  por la vía Perimetral y la Panamericana se hace unidireccional hasta Rumichaca.

Los ecuatorianos que se movilicen en autos particulares y quieran internarse en Colombia deben comprar un Seguro de Accidentes de Tránsito (SOAT), esta medida se difunde a diario, decenas de personas se apostan en el puente de Rumichaca del lado colombiano para ofertar el documento.

 Hugo Enríquez, cónsul de Colombia en Tulcán indicó que el documento tiene validez de tres meses y el costo depende según el automotor, pero se puede adquirir desde los 50 mil pesos (20 dólares aproximadamente) hasta los 70 mil (26 dólares).

Los ecuatorianos que viajan desde Ipiales hacia el interior de Colombia deben adquirir de manera obligatoria este documento de lo contrario serán sancionados por la infracción y pagar las multas impuestas en ese país.

De Ipiales a Pasto hay un peaje, el costo es de ocho mil 200 pesos por vehículo (tres dólares aproximadamente).

Irma M, pobladora de Ipiales se quejó por el arribo masivo de gente ecuatoriana manifestó que aduciendo desconocimiento en un país extranjero no respetan las señales de tránsito, causan desorden en las vías y dejan los residuos de los productos que adquieren en las calles, pero además provocaron que los precios de los productos aumenten en gran medida y se hagan poco accesibles para los ipialeños y los habitantes de frontera, dijo que el malestar es generalizado.

(Publicidad)publicidad