Agenda programada para arribo de Richard Carapaz a Tulcán

RC1

(Redacción Tulcán). – En su arribo a Tulcán,  Richard Carapaz cumplirá una agenda y se rige a los horarios programados por la empresa a la que representa el ciclista ecuatoriano.

En el Estadio Olímpico de Tulcán se realizará el recibimiento al pedalista carmelita que el 02 de junio anterior ganó una de las tres competencias ciclísticas más importantes del mundo el Giro de Italia.

Por petición del escarabajo ecuatoriano, Jonathan Caicedo (“El Cubanito”), y Jonathan Narváez estarán junto al campeón, los  escarabajos de Santa Martha de Cuba y El Playón de Sucumbíos estuvieron por primera vez en el Giro, era la primera vez que de manera simultanea y en diferentes escuadras corrían tres ecuatorianos.

La empresa Telefónica es la encargada de toda la agenda del ciclista ecuatoriano que desde su llegada ayer (10 de junio de 2019) asistió a varios eventos públicos y privados como parte de su agenda en el país antes de regresar a España para continuar con su entrenamiento.

Este 12 de junio fue declarado “Día del Orgullo del Ciclismo Carchense” los servidores públicos y privados de las instituciones puede asistir al evento organizado en Tulcán, el decreto lo firmó Edín Moreno, representante del Ejecutivo en la provincia.

Anuncios

Richard Carapaz, conquistó el Giro de Italia

 

CARAPAZ-Richard-Antonio219pp-920x613

Foto red

(Redacción Tulcán).- Aunque en el inicio del Giro de Italia, Richard Carapaz no estaba entre los 10 ciclistas favoritos para llevarse  el Trofeo Sin Fin (Senza Fine),  fue la gran revelación y día tras día escaló posiciones hasta vestirse por ocho días consecutivos con la “Maglia Rosa” destinada solo para el líder de la competencia.

Este carchense nos demostró una vez más que los sueños se conquistan en base a esfuerzo, constancia, preparación y convicción.

Hoy los nervios se apoderaron de los miles de aficionados al ciclismo, un segundo en este deporte es definitivo.

Desde Mónaco – Francia, el también pedalista carchense Joel Fuertes indicó que cada día vivió con emoción y desesperación el Giro, feliz de que su amigo y compañero de entrenamiento en Ecuador haya llegado a ser líder de la competencia.

Seguro dijo, “Richie se lleva gracias a Dios la victoria”, recalcó que llegar a donde está ya es un triunfo e hizo historia, gane o no ya es un campeón, acotó.

Fuentes recalcó el trabajo de los escarabajos ecuatorianos Jonathan Caicedo y Narváez, pues correr en una de las “tres grandes” es un triunfo para cualquier pedalista.

Preparación y constancia

Ciclistas y entrenadores estaban seguros de que el Trofeo Sin Fin era para Richard y no se equivocaron, Paulo Caicedo entrenador del equipo Coraje Carchense explicó que Richie tenía “buenas piernas” para continuar de líder y aunque las etapas de contrarreloj no son su fuerte, hoy demostró que es capaz de entregar todo lo mejor y los resultados están a la vista, y es que es un escarabajo fuerte que abrió la puerta para los otros pedalistas que se encargarán de mantenerla abierta.

“Haber corrido una grande es un sueño más, Richard siempre se preparó muy bien yo viví ese momento, el año pasado entrenó fuerte y le fue muy bien por eso yo estaba seguro que este año con más experiencia le iba a ir más bien y así fue. Todos no se lo esperaban, solo los que de verdad confiamos en él estábamos seguros que iba a sorprender. Y ahora muy feliz creo que todo el Ecuador debe estar así y necesitamos más apoyo en el deporte,  hacer conocer a nuestro país que es pequeño pero al mismo tiempo grande”, agregó Joel Fuertes.

David Villarreal, otro ciclista ecuatoriano también estaba seguro de que el ganador del Giro era el ciclista carmelita, en su estadía en la provincia entrena con la nueva “camada” de los escarabajos del Carchi y Sucumbíos, como compañeros sabían la condición de pedalista y  no les sorprende que hoy en Verona el resultado fuera favorable para el ecuatoriano.

Miles de personas en todo el país celebran los resultados en Italia, Richard un motivador nato hizo que los carchenses, ecuatorianos confiemos en los sueños, y los cristalicemos pero en base al esfuerzo constante.