Alexander Cepeda talento que brilla en el ciclismo

TALENTO

Alexander Cepeda corrió el año anterior su primera vuelta al Ecuador (Foto archivo)

(Redacción Tulcán).- Las últimas semanas se reconoció el trabajo de los ciclistas del Carchi y Sucumbíos, en diferentes partes del mundo, entre ellos uno de los  más jóvenes, Alexander Cepeda. Su familia al igual que la de su primo Jefferson con el que comparte el primer nombre, el apellido y su amor por el ciclismo están radicados en El Playón de San Francisco – Sucumbíos. Prefiere que le llamen Alexander por esa razón.

Este ciclista de 21 años corre por el equipo colombiano Avinal GX, hasta los primeros días de este mes  estuvo en Colombia y a su regreso en El Playón de San Francisco nos contó un poco de sus planes.

Alexander, es uno de los tres hijos de Manuel Cepeda y Martha Ortiz, a todos los ciclistas de esta zona del país su amor por los caballito de acero, empezó  con la llegada de Juan Carlos Rosero “El Cóndor”.

Hay algo que caracteriza a los deportistas de El Playón y La Playa y es precisamente cumplir los sueños no importa lo difícil que sea, y entrenó mientras alternaba el deporte con los estudios hace tiempo terminó sus estudios de bachillerato.

Con Juan Carlos Rosero  quién visitaba los colegios invitando a los niños y adolescentes a prepararse en ciclismo como lo hizo él, nació ese “romance” de estos escarabajos con la bicicleta.

En las primeras horas de la tarde los niños y adolescentes empiezan los entrenamientos en El Playón, Alexander se tomó un respiro después de proclamarse ganador de la Vuelta Antioquia  para hablar sobre sus planes.  Estudiar y entrenar se volvió una constante en su vida y los logros obtenidos a nivel nacional e internacional dan muestra de eso, el apoyo constante de sus padres lo motiva a diario y es a ellos a quienes más extraña cuando está lejos de casa, repite las frases de la mayoría de ciclistas de esta parte del país y es que sí se quiere cumplir los sueños hay que ir a buscarlos.

Hay expectativa porque se conoce que un equipo europeo lo quiere entre sus filas, aunque es joven explicó que no hablará sin tener nada en concreto, pero está consciente de los requerimientos que se necesitan para ir a otro equipo y se prepara de manera constante.

Su vínculo con los equipos colombianos llegó de la mano de Paulo Caicedo, su entrenador en Coraje Carchense, cuando  Edgar Gutiérrez conocido en el mundo del ciclismo como “Pollo” arribó a la provincia como masajista de la escuadra carchense y miró sus condiciones y le dijo que tenía mucho talento y que la mejor vitrina para mostrarse era Colombia y así dio el gran salto al Avinal GX.

Para este escarabajo otra alternativa de no ser un ciclista profesional era estudiar para ser un fisioterapeuta.

La mayoría de los ciclistas miran a Richard Carapaz como un referente, no solo de la manera profesional sino también como compañero de entrenamientos y un amigo que les abrió las puertas para el ciclismo internacional.

Todos se emocionan al hablar de la hazaña de Richard en el Giro, y quieren seguir sus pasos, en este año los entrenamientos con su primo Jefferson no son constantes como antes, los dos disfrutan de la compañía del otro, pero los viajes y competencias en el exterior dificulta que ellos entrenen juntos “cuando yo salgo de viaje, él regresa y así” agregó “El Chalequito” mote con el que también se lo conoce, sonríe al explicar que ese apodo de dicen a su papá y él lo heredó.

La tecnología ayuda cuando está lejos de casa a mantenerse al tanto de lo que sucede en casa y comunicarse con sus padres, las herramientas tecnológicas los acercan y ayudan a sobrellevar lo difícil de estar lejos del hogar. Al igual que Richie también tiene dos hermanas Karen y Margarita.

Los equipos en los que corren sus amigos y compatriotas les llaman la atención y quisiera ser parte de ellos, para ellos la barrera del idioma no sería un obstáculo y se prepara para estudiar otro idioma, el inglés es indispensable acotó.

Al referirse a su primo sonríe también al decir que espera que no los confundan tanto porque a Jefferson lo confunden con Alexander y viceversa.

Sabe que del ciclismo si se puede vivir, conoce lo difícil de la carrera y hay que aprovechar las oportunidades, manifestó que los entrenamientos dependen de  las competencias o eventos a participar pero por lo general son de cuatro a cinco horas diarias.

Por el momento está tomando un “descanso” las competencias a la vista serán en agosto, sus entrenamientos los realiza por las carreteras de Carchi y Sucumbíos, como desde hace ocho años cuando empezó en el deporte de las “bielas”.

Anuncios

Richard Carapaz, conquistó el Giro de Italia

 

CARAPAZ-Richard-Antonio219pp-920x613

Foto red

(Redacción Tulcán).- Aunque en el inicio del Giro de Italia, Richard Carapaz no estaba entre los 10 ciclistas favoritos para llevarse  el Trofeo Sin Fin (Senza Fine),  fue la gran revelación y día tras día escaló posiciones hasta vestirse por ocho días consecutivos con la “Maglia Rosa” destinada solo para el líder de la competencia.

Este carchense nos demostró una vez más que los sueños se conquistan en base a esfuerzo, constancia, preparación y convicción.

Hoy los nervios se apoderaron de los miles de aficionados al ciclismo, un segundo en este deporte es definitivo.

Desde Mónaco – Francia, el también pedalista carchense Joel Fuertes indicó que cada día vivió con emoción y desesperación el Giro, feliz de que su amigo y compañero de entrenamiento en Ecuador haya llegado a ser líder de la competencia.

Seguro dijo, “Richie se lleva gracias a Dios la victoria”, recalcó que llegar a donde está ya es un triunfo e hizo historia, gane o no ya es un campeón, acotó.

Fuentes recalcó el trabajo de los escarabajos ecuatorianos Jonathan Caicedo y Narváez, pues correr en una de las “tres grandes” es un triunfo para cualquier pedalista.

Preparación y constancia

Ciclistas y entrenadores estaban seguros de que el Trofeo Sin Fin era para Richard y no se equivocaron, Paulo Caicedo entrenador del equipo Coraje Carchense explicó que Richie tenía “buenas piernas” para continuar de líder y aunque las etapas de contrarreloj no son su fuerte, hoy demostró que es capaz de entregar todo lo mejor y los resultados están a la vista, y es que es un escarabajo fuerte que abrió la puerta para los otros pedalistas que se encargarán de mantenerla abierta.

“Haber corrido una grande es un sueño más, Richard siempre se preparó muy bien yo viví ese momento, el año pasado entrenó fuerte y le fue muy bien por eso yo estaba seguro que este año con más experiencia le iba a ir más bien y así fue. Todos no se lo esperaban, solo los que de verdad confiamos en él estábamos seguros que iba a sorprender. Y ahora muy feliz creo que todo el Ecuador debe estar así y necesitamos más apoyo en el deporte,  hacer conocer a nuestro país que es pequeño pero al mismo tiempo grande”, agregó Joel Fuertes.

David Villarreal, otro ciclista ecuatoriano también estaba seguro de que el ganador del Giro era el ciclista carmelita, en su estadía en la provincia entrena con la nueva “camada” de los escarabajos del Carchi y Sucumbíos, como compañeros sabían la condición de pedalista y  no les sorprende que hoy en Verona el resultado fuera favorable para el ecuatoriano.

Miles de personas en todo el país celebran los resultados en Italia, Richard un motivador nato hizo que los carchenses, ecuatorianos confiemos en los sueños, y los cristalicemos pero en base al esfuerzo constante.

Escarabajo carchense, talento a bordo de una “Bici”

F1 Jhonatan Caicedo

Deporte.- El carchense Jonathan Caicedo es un ciclista de élite. Foto red

(Redacción Tulcán).- Con 24 años, Jonathan Caicedo ya se paseó por Europa a bordo de su caballito de acero, este escarabajo carchense, nacido en Santa Martha de Cuba, es uno de los integrantes del equipo de ciclismo Coraje Carchense.

El tulcaneño es uno de los mejores representantes en esta disciplina a nivel nacional, él  al igual que los integrantes del equipo de ciclismo ya tienen un gran palmarés.

Desde los 15 años se decidió por este deporte, aunque dijo que practicó otras disciplinas lo que más satisfacción le da es competir en bicicleta, meses atrás estuvo enrolado con un equipo colombiano y eso le permitió viajar al viejo continente, “cuando a uno le atrae el ciclismo y la adrenalina que genera, ya no quiere más”, explicó.

Jonathan entrena en su natal Santa Martha, el tiempo que le dedica al ciclismo de ruta  puede variar de acuerdo al cronograma de su entrenador el también ciclista Paulo Caicedo, experto en esta disciplina, quien replica sus conocimientos sobre sus pupilos.

Los ciclistas son propensos a sufrir fracturas o lesiones por las caídas, pero eso no les impide continuar, este talento carchense, un tanto serio manifestó que pese a que sufrió una fractura de clavícula que lo alejó por un corto tiempo de las prácticas eso le dio más ánimo para seguir y practicaba en una “bici” estática, “es cuestión de querer lo que se hace”, argumentó.

Durante dos meses estuvo en Europa y participó en las competencias que están dentro del calendario de la Unión Ciclista Internacional (UCI), y compitió en Italia.

El año anterior obtuvo una medalla de oro en la final de ruta élite en la XXI edición del Campeonato Panamericano de Ciclismo, en ese momento era parte del equipo de la sub 23.

Pese a que ya estuvo en Europa insistió en que aspira a correr en un equipo del viejo continente y poco a poco mejorar su palmarés, según su experiencia demostrar lo mejor en las competencias y ser reconocidos es la mejor ventana para que los puedan fichar en equipos europeos.

El escarabajo tulcaneño inició en las escuelas de ciclismo de la Prefectura del Carchi a los 15 años, pero fue a los 20 que empezó a correr como profesional, tiempo que también participó con Richard Carapaz, y fueron parte del equipo de la sub 23.

En el 2015 corrió en suelo cafetero en el equipo Strogman Campagnolo, en la primera etapa de la Vuelta Juventud superó al colombiano Fernando Gaviria que hoy participa en el Giro de Italia.

Reconoció que no hay mucho apoyo a este deporte en donde los auspiciantes son muy importantes, una bicicleta para que ellos puedan participar en eventos ciclísticos se cotiza en ocho mil y diz mil dólares, indicó que tener una “bici” propia de ese valor ya depende de cada ciclista.

La Prefectura del Carchi es la que los dota de los implementos deportivos y auspicia su participación en las competencias.

Para este talento carchense montar bicicleta no solo es un deporte sino también una forma de vida, eso demuestra que está hecho de Coraje Carchense