Operativos integrados entre Policía, Aduana y Ejército para combatir el comercio informal

frutas

Foto y Texto: Lorena Erazo

(Redacción Tulcán).- En operativos realizados en el cordón fronterizo se logró el decomiso de gran cantidad de mercaderías la mayor parte de frutas que ingresaron al país evadiendo los controles aduaneros.

En los últimos días se retuvieron nueve automotores todos transportaban mercaderías sin documentos que avalen su legal ingreso al país, los operativos los realizan las unidades que operan en la frontera además de  la Unidad Integrada de Control Fronteriza (UICF).

Frutas, patas de res, cigarrillos, play stations, televisores y más fueron decomisados por las diferentes unidades que controlan la frontera.

La Unidad de Delitos Aduaneros y Tributarios (UDAT) es un grupo de la policía que realiza patrullajes y controles permanentes, ellos retuvieron los carros que transportaban frutas y los electrodomésticos.

Francisco Hernández, director del Servicio de Vigilancia Aduanera del Ecuador (SENAE) indicó que  la mercadería de seis de los carros no supera los 10 salarios mínimos e incurrieron en una contravención.

El valor de la mercadería decomisada supera los 70 mil dólares, los otros tres automotores retenidos tenían mercadería que si supera los diez salarios, uno de ellos transportaba alrededor de 49 mil dólares en equipos electrónicos, otro transportaba mercaderías valoradas en siete mil 600 dólares y finalmente el último que tenía cerca de cinco mil 700 dólares en productos.

En lo que va del año se decomisó más de cuatro millones 380 mil dólares en mercaderías solo en Carchi, esta cifra supera en gran número al año anterior.

Entérese.- En lo que va de este mes se retuvieron 22 automotores que transportaban diferentes mercaderías.

Las frutas (uvas, moras, mandarinas naranjas, guanábanas) se entregarán a las instituciones de ayuda social.

Una detención en el operativo de hoy contra el comercio informal

mercaderia

Foto: Lorena Erazo

(Redacción Tulcán).- Mercadería valorada en alrededor de 50 mil dólares era  transportada en un camión que fue retenido la madrugada de hoy en Julio Andrade.

Según información de los agentes  de la Unidad de Investigaciones de Delitos Energéticos e Hidrocarburíferos (UIDEH) y Unidad de Delitos Aduaneros y Tributarios (UDAT) que realizan los controles en la zona de frontera, el vehículo ingresó al país por vías alternas y sin documentación, la retención se dio a las 03:00 horas pero los moradores del sector y personas afroecuatorianas trataron de impedir que el carro sea trasladado a Tulcán.

La mercadería consiste en cigarrillos, zapatos, electrodomésticos, computadoras, ropa nueva y usada, productos esotéricos, repuestos para vehículos, entre otros.

El altercado entre uniformados de la UIDEH, UDAT y los comerciantes informales tomó alrededor de tres horas. Los policías llevaron el carro hacia San Gabriel y desde ahí pidieron apoyo de personal del Ejército, Aduana y otras fuerzas policiales.

Cuando trataban de retornar a Tulcán, en la parroquia de Julio Andrade, se enfrentaron con moradores del sector  y personas afroecuatorianas que armados de piedras y palos impedían el trabajo de los uniformados quienes lanzaron bombas lacrimógenas para dispersar a los comerciantes informales.

La panamericana a la altura de la parroquia de Julio Andrade fue cerrada por varios minutos mientras se realizaba el operativo, en San Gabriel el ingreso de automotores también fue suspendida para evitar que desde el sur de la provincia lleguen más afrodescendientes.

El operativo tomó alrededor de seis horas, desde la intercepción del automotor hasta que las camionetas de la Policía  que transportaba la mercadería decomisada y el camión llegaron a Tulcán.

En el altercado tres carros fueron golpeados, una camioneta de la UIDEH, otro vehículo policial y uno de la Unidad Integrada de Control Fronterizo (UICF), explicó Andrés Quintana, uniformado policial de la UICF.

Una mujer de 41 años fue detenida por el hecho. Francisco Hernández, director del Servicio de Aduana del Ecuador, manifestó que las personas que cometieron el ilícito deberán responder a la Fiscalía por los delitos cometidos.

Entérese.- El conductor del carro retenido se dio a la fuga, 78 militares apoyaron las labores del personal policial, alrededor de 50 personas trataron de obstaculizar las labores de los uniformados en la parroquia de Julio Andrade.